Niveles de acreditación TYT

NIVELES DE ACREDITACIÓN

Se establecen tres niveles de acreditación: Unidad Especializada de Endoscopia y Neumología Intervencionista de Alta complejidad, Unidad Especializada de Endoscopia y Neumología Intervencionista y Unidad Básica de Endoscopia y Neumología Intervencionista. Estos niveles no suponen categorías de mayor o menor rango. Independientemente del nivel de acreditación que tengan, cada una de ellas podrá optar a un grado mayor de calidad obteniendo el distintivo de excelente. 

Son la expresión de los diferentes grados de complejidad en el abordaje diagnóstico y terapéutico de los pacientes, por lo que deberá reflejarse la forma de coordinación entre Unidades de distintos niveles. Se definen tres niveles de acreditación:

UNIDAD ESPECIALIZADA DE ENDOSCOPIA Y NEUMOLOGÍA INTERVENCIONISTA DE ALTA COMPLEJIDAD

Deben estar dotadas de suficientes recursos materiales y humanos, un organigrama de funcionamiento estable y multidisciplinar, y capacidad para realizar cualquier tipo de actividad asistencial, docente o investigadora relacionada con la prevención, diagnóstico y tratamiento de la patología respiratoria. Debe facilitar la consulta y derivación de pacientes desde las unidades de menor nivel. Los requisitos exigibles para acceder a dicho nivel, distribuidos en criterios evaluables y recomendables se recogen en el apartado de Baremo Autoevaluable.

UNIDAD ESPECIALIZADA DE ENDOSCOPIA Y NEUMOLOGÍA INTERVENCIONISTA

De menor complejidad que la anterior deberán disponer de un mínimo de recursos humanos y materiales propios que garanticen una atención especializada a los pacientes. Deben llevar a cabo actividad asistencial, docente e investigadora en los aspectos relacionados con la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de la patología respiratoria. Debe mantener una fluida relación con unidades de mayor complejidad para consulta y derivación de pacientes más complejos. Los requisitos exigibles para acceder a dicho nivel, distribuidos en criterios evaluables y recomendables se recogen en el apartado de Baremo Autoevaluable.

UNIDAD BÁSICA DE ENDOSCOPIA Y NEUMOLOGÍA INTERVENCIONISTA

Se trata de la estructura básica dirigida por un especialista que dedica gran parte de su trabajo a la/s técnicas de que se acredita/n, aunque no necesariamente con exclusividad destacando por esa labor específica en su centro. Debe mantener una fluida relación con unidades de mayor complejidad para consulta y derivación de pacientes más complejos. Los requisitos exigibles para acceder a dicho nivel, distribuidos en criterios evaluables y recomendables se recogen en el apartado de Baremo Autoevaluable.

También se recogen en este apartado aquellos criterios y orientaciones referidos a las condiciones funcionales y estructurales -equipamiento e instalaciones-. 

PROGRAMA FUNCIONAL

Cada UENI deberá tener definido su programa funcional y estructura organizativa dentro de los tipos de Unidades definidas en el apartado anterior.

El programa funcional contemplará los criterios de necesidad del desarrollo de la UENI que incluyen:

  • Análisis demográfico del entorno (con especial referencia a la población incluida en el área de captación de la UENI y los criterios de selección de pacientes) o el estudio del mercado para los establecimientos privados.
  • Estudio de demanda teórica atendiendo al volumen de procedimientos incluidos. Deberá tenerse en cuenta la capacidad de penetración del servicio de la UENI en su entorno, una vez se encuentre a pleno funcionamiento.
  • Análisis de la infraestructura arquitectónica donde se desarrollarán las actividades de la UENI.
  • Análisis de la capacidad de producción, según escenarios de mayor o menor eficiencia.
  • Estudio de necesidad de personal y de equipamiento atendiendo a la demanda, a la actividad prevista y a la cartera de servicios existente en el hospital.
  • La UENI describirá su funcionamiento con referencia al Manual SEPAR de Procedimientos y dispondrá de esquemas de circulación de pacientes, personal, familiares y material.
  • La Unidad tendrá definido su circuito asistencial (acceso de los pacientes, el tránsito dentro de la Unidad, las alternativas a su salida, etc.), las formas de asistencia médica después del alta y las relaciones funcionales con el resto de las estructuras de su entorno.
  • La Unidad desarrollará el plan funcional de acuerdo con las peculiaridades de su organización.
  • La Unidad efectuará un estudio de viabilidad en el que se reflejará, tanto el presupuesto necesario en infraestructura, equipamiento, personal y mantenimiento para realizar las actividades, como el impacto económico-sanitario de su actividad en la institución de que dependa.

EQUIPAMIENTO

Las UENI requieren una serie de recursos estructurales y de equipamiento, que estarán fundamentalmente en relación con las características de la actividad clínica programada y con el grado de autonomía de que con respecto a los recursos ya existentes precise disponer.

Dada la consolidación y avance de las técnicas de neumología, se considera que las condiciones estructurales de las Unidades deberían responder a los requisitos apuntados en estos estándares y recomendaciones. Las decisiones en cuanto a la estructura funcional deben estar condicionadas por la forma organizativa y de gestión que cada Unidad adopte y, en especial, a la organización y gestión de los recursos humanos en la secuencia de actos (asistenciales y administrativos) que se deben desarrollar durante todo el proceso, así como a los condicionantes -si existen- estructurales del centro.

INSTALACIONES

Para desarrollar la estructura de una unidad, conviene recordar la secuencia de funciones y actos:

Acceso físico - Admisión - Preparación - Procedimiento - Recuperación - Readaptación al medio - Alta a sala/domicilio.

Para la realización de estas funciones conviene diferenciar tres áreas o unidades clínico-funcionales principales:

  • El área clínica y administrativa, que incluirá la consulta específica de la UENI, las estructuras administrativas y las zonas de espera y descanso de pacientes y familiares.
  • El área funcional, que incluirá la zona de preparación y sala de exploración y sala de monitorización post-procedimiento o de despertar.
  • El hospital de día, unidad de cirugía ambulatoria o quirófano para procedimientos más complejos.